sábado, 30 de octubre de 2010

Recordando la TV de ayer: Planeta Imaginario

Hace muchos años en España, en la dorada época de los 80, existió un programa televisivo dirigido a los niños llamado PLANETA IMAGINARIO.

Antes de que apareciera Tim Burton encandilando al personal con sus mundos oscuros y oníricos aquí ya teníamos a Miquel Obiols, escritor catalán de literatura infantil y juvenil al que le gustaba experimentar con sus historias añadiendo grandes dosis de surrealismo y fantasía. Este señor además dirigió unos cuantos programas en televisión entre los que se cuenta Planeta Imaginario donde exportó gran parte de sus inquietudes de escritor (también fué el creador del famosísimo GALLIFANTE, de Juego de Niños, ahí es ná).



Yo era un chavalín por aquella época y todos los lunes por la tarde este programa de televisión tenía la cualidad de fascinarme y pegarme a la pantalla. La cantidad de historias y personajes estrambóticos que desfilaban por la pantalla era una auténtica delicia para un niño con una imaginación desbordante como yo (¿malsana? puede ser), todo lo que aparecía allí era siempre totalmente nuevo y extraño, pero sobre todo, era inquietante.

Es muy posible que para concebir algunas de las historias que nos contaban los guionistas utilizasen el ácido o el LSD como herramienta de inspiración. No me parecería raro. A mí la mayoría me dejaban ciertamente desconcertado, pero es que otras directamente me daban la vuelta al estómago ¡y me encantaba!

Para que podáis recordar mejor lo que era este programa os dejo un breve vídeo recopilatorio que hizo TVE para el programa LA IMAGEN DE TU VIDA.



El programa consistía... era una especie de... o sea... había una chica llamada Flip de diecisiete años que... es decir...

Bueno, que yo recuerde el programa no tenía ni pies ni cabeza, era una sucesión de cuentos y vivencias de la protagonista, Flip, de carácter surrealista y normalmente con un tema central por capítulo: el arte, la televisión, el circo, la literatura, Julio Verne, etc...

Había varios personajes más o menos fijos que acompañaban a Flip en sus historias, entre los cuales yo destacaría a "Muc", el amigo invisible de la protagonista, con el cual tenía conversaciones que no entendía ni el tato ¡pero así se ahorraban el sueldo de un actor!

Vamos a ver lo que hacían con el tal MUC...



Sí, ahora entendéis mejor lo de "inquietante" para definir este programa ¿verdad? teóricamente son invisibles, pero yo lo que veo son dos grotescas figuras sin cabeza bailando alegremente... y claro, algunos niños lo soñaban y luego, de mayores, les ponían a presentar Cuarto Milenio.

Una de las cosas que más recuerda la gente de este programa es la música con la que empezaba y no es para menos, la sintonía inicial era el tema Arabesque Nº 1 del maestro Debussy interpretado por el japonés Isao Tomita (sí, Joss, hay japoneses que no se dedican ni se quieren dedicar al hentai, aunque te parezca mentira).

En el siguiente vídeo podemos ver varias intros que tuvo el programa a lo largo de su existencia así como los títulos de crédito finales.




Muchos personajes ahora conocidos por el gran público pasaron primero por este programa, tales como PEPE RUBIANES (esperemos que esté en un lugar mejor donde no se tiene que dignificar uno trabajando) o el Sr. GALINDO, de Crónicas Marcianas.






La historia que protagoniza Galindo es bastante recordada también, la de un niño vampiro que se alimentaba de la tinta de los libros, que quedaban en blanco después de morderlos y sorberles la vida... si esto no es evocador que venga John Cobra y lo vea.

Uno de los detalles que más me alucinaban de aquel programa eran algunos muebles y objetos que había en el "mundo" de Flip... ¡eran transparentes! En alguna ocasión también sacaba algún papel escrito de uno de ellos ¡y también era de plástico transparente! Al final estaba completamente convencido que en el futuro todo sería así, transparente y de cristal super-resistente (todavía no conocía el metacrilato).

Sí, lo cierto es que mis gustos son merecedores del infierno, ¡pero no lo puedo evitar!



Una de las cosas que más me gusta en este mundo es escuchar/leer historias (y después inventármelas), me da igual el medio en el que se transmiten: televisión, cine, comic, teatro, literatura, marionetas (¿alguien sabe por qué han desaparecido del mundo infantil?) y es muy probable que Planeta Imaginario fuera, junto a los comics, uno de los disparadores de esta pasión en mi infancia.

Ahora veremos uno de los cuentos típicos que se solían explicar en este programa: extraño, mágico, surrealista... y con una fuerte carga emocional y moralizadora. Una auténtica delicia.



Entre historia e historia, más o menos coherente, había cosas totalmente incalificables, aunque los adjetivos que me vienen a la mente son momentos oníricos, fantásticos y surrealistas como este:



Vamos a ver otra historia titulada ABSURDO, EL PAIS DE LOS GATOS:



Podéis ver la segunda parte aquí, y la tercera aquí.

Viendo otra vez los vídeos del programa descubrimos algunas coincidencias (¿plagios? quien sabe...) bastante graciosas, como un cocinero que tiene ¡cuatro brazos!



Vamos a ver esa historia llamada TELEFLIP donde podemos ver actuando al grandísimo PEPE RUBIANES:



Podéis ver la segunda parte aquí, y la tercera aquí.

Esa familia obsesionada con el deporte y ese cierre de emisión de TELEFLIP tan genial. Sublime.

¿Os habéis quedado con la copla? Esta es la imagen del futuro que se tenía en los 80:



Todos iríamos con gafas oscuras, la pantalla sería pequeña y de tubo monocromo y el teclado sería ¿¡más grande que la pantalla!?

Vamos con otra historia: LA ISLA DE LOS CUADRADOS MAGICOS, donde la música electrónica de los 80 y el casio domina el inicio de la historia que versa sobre el mundo de la televisión y las imágenes (¿retroalimentación o crítica?).



Podéis ver la segunda parte aquí.

Con Flip encerrada en una televisión que viaja por el espacio, cual criminal de Krypton, va a parar a un mundo ¿de ajedrez? ¿de tarados? ¿de ambos? Nunca lo sabremos...

Una serie que, ante todo, fomentaba la imaginación y la curiosidad entre los niños y no tan niños de los 80.

Desgraciadamente, en la época actual en la que vivimos, si una serie infantil no puede introducir en el mercado un gran volumen de MERCHANDISING y VENDERLO rápidamente no le interesa a nadie hacerla. It's a fact.

Los intereses económicos están por encima de la creatividad y la fantasía.

Es muy triste, pero se ha convertido a los niños de ahora en un nuevo mercado económico a explotar, son números y porcentajes de venta, no niños a los que hay que motivar y educar para que, el día de mañana, consigan construir un mundo más justo y mejor para todos.

Un programa de televisión como Planeta Imaginario es imposible en el mundo actual, lo que es una gran pérdida para los niños y para el mundo, sin duda.

¡Hasta la vista, frikis!

24 comentarios:

un completo gilipollas dijo...

Que recuerdos... yo estaba perdidamente enamorado de esa muchacha...

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Clayton dijo...

¡Odiaba este programa, lo odiaba!

Nunca lo entendí, y ni creo que sus mismos creadores supieran qué estaban haciendo... Como tú dices: unos porrillos y a escribir guiones sin sentido, que van a pensar que tenemos un huevo de imaginación.

Éste y "La cometa blanca" han sido los dos grandes traumas infantiles que he pasado como consumidor temprano de televisión... ¿Pero dónde coño estaba Barrio Sésamo? :DD

Saludos llaneros de Clayton.

Anónimo dijo...

Nota sobre el aparente teclado: tiene pinta de ser todo un Commodore Amiga.

Anónimo dijo...

Nota sobre el aparente teclado: tiene pinta de ser todo un Commodore Amiga.

Xarpe Serpe dijo...

Gracias por la recopilación.
Un programa imaginativo que ayudó a muchos a entender el mundo desde otra perspectiva.
La irnonía.

Anónimo dijo...

Insufrible programa precursor de la telebasura, o quiza el primer programa telebasura para niños.

Causa sin duda de traumas infantiles que aun trato de superar...

SoydelBierzo dijo...

Gran post para un gran programa, de lo mejor que se ha hecho en la televisión de este país, hacía pensar a los niños, tratar de buscar sentido a las cosas, te rompía la cintura cada dos por tres.

Ahora los idiotizan con cosas como los teletubbies...

Felicidades por tu blog, me lo apunto en mi lista de imprescindibles.

Minnie Mousse dijo...

¡Vaya recuerdos! Y menudo mal rollo que daba El planeta imaginario.

Javi dijo...

Si hay un programa que me marcó fue Barrio Sésamo, ya sea por su validez como programa infantil o a lo mejor porque lo repitieron hasta la saciedad??

Aquí unos vídeos para el recuerdo de Espinete y compañía:

http://www.javi.it/?p=3283

Anónimo dijo...

El teclado más bien es un Commodore 128
http://en.wikipedia.org/wiki/Commodore_128

El Teleoperador dijo...

Yo también estaba enamorado de Teresa Soler y acabo de cometer la imprudencia de buscar su actual aspecto. Putos años...

Y también me encantaba la sintonía, pero como tenía un padre músico ne enteré enseguida de lo que era y pude escuchar una versión "como Dios manda" y mandar a la mierda la guarrada del Tomita. Verbigracia:

http://open.spotify.com/track/3PBs51KIlHNbhZZFZrWvtT

Y recuerdo que lo que más me gustaba de programas como éste o como "La bola de cristal" era pensar que algún día sería mayor y podría fumar lo mismo que sus guionistas. Pero no, nunca he encontrado nada TAN bueno.

Anónimo dijo...

Me tranquiliza saber que también hay gente a la que le inquietaba el programa. Lo primero que se me viene a la cabeza al recordar el programa es lo "nervioso" que me ponía la sintonía, y esas siniestras sombras chinescas.

Supongo que no le hace justicia, pero es lo que ha quedado.

Mr.Incógnito dijo...

Gracias a su ejercicio de rebobinar he refrescado imágenes en la cabeza, he vuelto a oír la sintonía del programa y he entrado, como adulto que se me supone, en aquel mundo de cuentos en los que los pequeños no eran un manojo de nervios a los que había que hablar como cortitos, atronándolos con colores y pasándole por las narices productos.
Por la fecha, creo que posterior, existió otro de estos programas del recuerdo presentado por un gato marioneta, ¿lo recuerda?

Anónimo dijo...

muy buena recopilacion.me ha sorprendido saber q era Galindo el que se me quedó marcado en el fondo de mi mente.no he podido ver mucho del programa.Antes me daba miedo, pero os juro que ahora mismo estoy aterrado..Dios, espero no soñar con esto esta noche :-(

Anónimo dijo...

A mi siempre me parecio una porquería de serie, lo siento no me gustaba nada de nada. Barrio Sesamo hasta en su episodio menos inspirado le daba 100000 vueltas a este engendro.

Barthe dijo...

Has resucitado neuronas que estaban muertas en mi cabeza. Ahora tengo una buena parte de mi cerebro haciendo sinapsis con neuronas zombies.
Gran recuerdo y gran noticia.
Enhorabuena.

Juls dijo...

Sr. Gilipollas: Se podría escribir un libro de perversiones con los amores infantiles. Yo tengo algunos inconfesables también.

Clayton: jajaja. Creo que no fuiste el único al que causó algunos traumas. Pero coño, lo superábamos sin psicólogos ni pastillas ¿o no?

Anónimo: Ah, pues sí que parece un Commodore Amiga 500.

Xarpe: jejeje. Ese programa nos dió muchas cosas.

Anónimo: Siento oír eso. Yo no opino igual.

Soydelbierzo: Esta claro que los niños de ahora no reciben muchos estímulos intelectuales en la televisión. Gracias por tu comentario.

Juls dijo...

Minnie: Algunas cosas daban mal rollo, sí, pero otras eran muy buenas ¿no?

Javi: Barrio sésamo a mí también me marco mucho: Espinete, Don Pimpon, Chema, Julián, Ana...

Anónimo: ¡Ah! bueno, lo que es seguro es que es un Commodore ¿no?

Teleoperador: Jajaja, los amores infantiles son turbadores cuando te haces mayor. En cuanto a lo de tomar algo para ser guionista, creo que todavía existe material de buena calidad aunque no lo hayamos encontrado, y si no fíjate en Lost.

Anónimo: A veces no podemos decidir lo que nos marca, lo cual es una putada, pero ¿qué podemos hacer?

Mr. Incógnito: A mí me encantaban los cuentos y las marionetas, dudo que los niños de ahora hayan visto alguna vez una marioneta.
En cuanto al gato presentador, ahora mismo no recuerdo ningún programa televisivo, lo siento.

Anónimo: Sí, la verdad es que de "inquietante" a "terror" hay un paso realmente diminuto.

Anónimo: No pasa nada, lo importante es encontrar algo que sí nos guste, en este caso, Barrio Sésamo, a mí también me encantaba pero como de ese ya se ha hablado mucho, he querido recordar este.

Barthe: Jejeje, resucitar neuronas siempre es una buena noticia ¡enhorabuena a tí también!

Lucia dijo...

a mi me provocaba una reacción extraña,tendría unos 5 años y aún me acuerdo lo culpable que me sentía cuando salía la voz seria de machote diciendo "para jugar, no necesitas juguetes" y yo con los playmobil en la mano...
la bola de cristal también me daba un poco de yuyu, yo era de las de barrio sésamo y los dibujillos animados más "normales", pero buena recopilación!

Anónimo dijo...

El otro programa psicodelico de los 80 presentado por una especie de marioneta de un gato parlante era "La torre de Babel", programa del que no he obtenido mucha información hasta ahora, ni nadie que se acuerde, pero lo echaban en un principio los jueves, después (o puede que antes) del programa los electroduendes.
El ordenador que aparece en el video del teleflip es un Commodore 128.
Y la música que aparece en la isla de los cuadrados mágicos, exactamente, la que acompaña a las figuras geométricas es de Peter Baumann y no es más que una versión tecno del "Strangers in the night" de Sinatra (de hecho creo que esas imágenes pertenecen al video del tema). La otra música , que de repente interrumpe el tema al principio y que acompaña a las imagenes collage, no se cual es, pero me suena, los samples que usa son muy tipicos de los 80.
Y después de este comentario quedo como el friki mayor xD, pero es lo que tiene crecer , aprender y fliparse viendo estos programas y no otras mierdas que te frien el cerebro con tontadas.

Juls dijo...

Lucia: ¡Es que para jugar no se necesitan jugetes! Aunque facilitan mucho las cosas, eso sí. ¡Yo también soy un gran fan de los playmobil!

Anónimo: Pues sí que eres friki, sí. Yo de todo eso no tenía ni la más remota idea.

elaguelo dijo...

Hola a todos familia. Soy Angel Alonso. el creador, director y realizador del Planeta Imaginari, 30 años ya, como pasa el tiempo, pero me alegra leer- ha sido por casualidad- lo que comentáis de aquel programa, que os aseguró no fue fácil1º imaginar, después realizar y luego mantener en antena contra opiniones de afuera y de dentro por ser demasiado innovador, un problema que se fue haciendo virtud gracias a la audiencia a la UER Union Europea de Radiotelevisón que lo premió, etc. etc. Lo que hizo que las lanzas se volvieran flores. La historia ya la sabéis. Después ya en la cadena nacional nos cuadriplicaron el presupuesto y quise seguir investigando nuevos lenguajes, pero estaban tan contentos en Madrid que me dijeron que se no se podía mejorar, ja, ja. Sabrán algo los ejecutivos de mejoras. Ya llevaba mas de dos años y estaba tan codificado que pedí que hicieran responsables a los miembros del equipo y adiós, Me alegra saber de aquellos locos enanos que nos seguiáis y muchas gracias después de 30 años. Angel

Anónimo dijo...

Era la polla este programa. Pena me dan los niños de hoy en día, que el único "programa infantil" que tienen a su alcance es el Sálvame Deluxe.

Qué da más miedo, el surrealismo lisérgico del Planeta Imaginario o la certeza de que si quieres triunfar en la vida tus únicas opciones son tirarte a un torero o estar dispuesto a comerle el coño a la Rosa Benenito? Sólo digo que me alegro de haberme criado en los '80s, me alegro hasta no sabéis cuánto.

Anónimo dijo...

A mi me pillo con 13-14 años. Recuerdo comentar con mis compañeros de cole aquella extraña aberracion televisiva, incomprensible y... aburrida. Lo siento pero es lo que nos parecia a todos. Nadie lo decia por quedar bien con el grupo. Hay cosas que se notan y esa era una de ellas. Aquello era insoportable. Pero algo si nos gustaba a casi todos, la sintonia de inicio. La pregunta es cuanto dinero costo este programa y verdaderamente a cuanta gente le gusto el espectaculo (pero de verdad). Es para conocer la relacion de rentabilidad de la inversion por parte de RTVE, y que pagamos todos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails